Caminos Andinos
Tolar Grande

Tolar Grande demora la llegada del turismo

En diálogo con El Tribuno el intendente de Tolar Grande, Sergio Villanueva, contó que la apertura será gradual y que en un primer momento están ingresando solo los mineros, previo hisopado. 

El jefe comunal dijo, además, que en el primer tramo de la cuarentena la recaudación por la actividad minera fue nula y que de a poco las empresas comenzaron a retomar actividades con un 50 por ciento del personal, impulso que comienza a movilizar la economía local.  

¿Habilitaron el turismo tras la flexibilización aprobada por la provincia?
Antes que nada, esta es una posibilidad que hemos abordado con los prestadores de servicios, hospedajes, comedores, y llegamos a la conclusión que queremos esperar un poco antes de abrir la localidad al turismo. La gente de nuestro pueblo -por su ubicación geográfica- se siente segura y queremos ir de a poco con respecto a lo que hace al turismo, queremos estar bien preparados. Estamos comenzando a probar con los mineros, a quienes se les pide un hisopado previo antes de ingresar al pueblo y se les exige el cumplimiento estricto de los protocolos preventivos. Estamos trabajando con ellos por ahora. Vamos a esperar un poco más para una mayor apertura. Gracias a Dios no tenemos ningún caso positivo.
 
¿Sintieron el impacto de las cuarentena?
Sí. Se notó mucho. Para minimizar el impacto y a modo preventivo, desde la comuna nos encargamos de distribuir la mercadería, verduras, bolsones, etc. El objetivo fue que ni los comerciantes ni la gente saliera. Hay que destacar el acompañamiento de los vecinos frente a esta difícil situación, ya que se cumplió estrictamente con la cuarentena. En cuanto al ciclo lectivo -en la Puna tienen régimen de verano-, las instituciones de nivel primario y secundario tienen un ciclo diferente por las bajas temperaturas que se extienden de julio a agosto, concluyeron las clases hace algunos días de manera virtual. Quedó pendiente un refuerzo para séptimo grado, que de acuerdo a lo previsto se aplicará en los primeros días de septiembre. 

¿Y, en cuanto a las actividades deportivas?
En este sentido se quedaron habilitadas las actividades deportivas, de acuerdo a lo establecido por la provincia. Nosotros contamos con un complejo donde se pueden realizar de las más variadas disciplinas. Los jóvenes, por ejemplo, juegan y entrenan fútbol 5, voley, también usan el gimnasio, que es muy completo.

¿Cayó la recaudación proveniente de la actividad minera?
Los ingresos por las actividades mineras disminuyeron drásticamente, ya que las empresas pararon en un 100 por ciento prácticamente durante todo el primer mes de la cuarentena. Es decir, no hubo nada de recaudación, ahora de a poco están volviendo a trabajar pero con un 50 por ciento del personal. La paralización en un principio de la actividad minera también se trasladó a los prestadores de servicios que están muy ligados a esa economía, las panaderías, la logística, los guías, el catering, etc. Todo estuvo parado.

¿Tienen el centro de salud en condiciones para enfrentar situaciones relacionadas al Covid 19?
Efectivamente, tenemos el centro de salud bastante equipado. Contamos con aparatología de Rayos X, estaremos comprando estos días un ecógrafo. El edificio cuenta, además, con una sala de internaciones y sala de parto. A eso se suma que desde el municipio compramos una ambulancia 4×4 que ponemos a disposición del centro de salud, a fin de reforzar los recursos para enfrentar cualquier situación relacionada a la pandemia.  


Si bien es época de bajas temperaturas, ¿cómo avizora que será este invierno?
Por lo que venimos viendo será muy crudo. Estamos viendo algunos fenómenos muy poco habituales para la época, como los fuertes vientos que en Tolar se producen en agosto. Hace pocos días fueron tan fuertes las ráfagas, que provocaron al voladura de techos resultado perjudicadas las viviendas de dos familias. Trabajamos desde el municipio para reacondicionar las casas, a las que hubo que cambiarles el techo, entre otras refacciones. Estamos a la espera de las primeras nevadas, que ya se dieron en la zona cordillerana pero no en el pueblo.

¿Las nevadas son beneficiosas?
Si bien cuando son intensas provocan en un primer momento corte de caminos, son muy beneficiosas en cuanto constituyen un reservorio de agua para la zona, imprescindible para los animales y alimenta los acueductos de los que se abastece el pueblo.

Fuente: El Tribuno

Related posts

Lo que no te contaron de la Puna salteña

Ignacio Castellanos

Tolar Grande: Un sinfín de posibilidades

Ignacio Castellanos

“Salta, ventana al Universo”: un proyecto de observatorios y turismo científico

Ignacio Castellanos