Caminos Andinos
Salta

El turismo no aguanta dos temporadas de invierno sin trabajar

Piden garantías para que durante el receso escolar no haya restricciones.El sector pide subsidios para pagar los impuestos, las tarifas y los sueldos.

Por Martín Rodríguez

Un grupo de empresarios gastronómicos y hoteleros se juntaron ayer en la explanada del Cabildo para protestar en contra de las medidas impuestas por el Gobierno nacional y para pedir previsión de cara al futuro. Bajo las premisas “Necesitamos trabajar” y “No somos focos de contagio” salieron a la calle para expresar su malestar. Con mesas armadas simularon un restaurante y con una cama emularon la pieza en un hotel. Con esto buscaron visibilizar su situación a través de una “protesta silenciosa” para no convocar mucha gente. Lo que están pidiendo es un subsidio para el mantenimiento de la infraestructura, un ATP para los empleados y que subsidien los servicios públicos para no sufrir cortes.

La ciudad de Salta está entre los nueve departamentos de la provincia con alto riesgo epidemiológico donde rige desde el domingo pasado un confinamiento decretado por Nación, que estableció cese total de la actividad hasta el 31 de mayo.

Con esta medida se paralizó el turismo interno por primera vez desde fines del año pasado, ya que solo se puede circular en una zona cercana al domicilio. Y en lo que respecta a la gastronomía, los bares y restaurantes solo pueden trabajar bajo la modalidad de delivery o “take away”.

Este nuevo confinamiento significó un nuevo y letal golpe para la actividad, que en muchos casos decidió desafiar la medida tomada por las autoridades nacionales y provinciales. Desde que empezó a regir esta “nueva cuarentena”, en distintos sectores de la ciudad se pudo observar el movimiento que parecía casi al de un día habitual y negocios que decidieron abrir sus puertas.

Miedo a perder todo

Gastón Acevedo tiene tres hoteles en la ciudad de Salta. Su situación particular no es buena y es la primera vez que decide participar de una manifestación tras subsistir 14 meses sin abrir sus hoteles en su totalidad.

Mientras hacía la nota con El Tribuno, empleados de su hotel lo llamaron por teléfono para avisarle que le estaban cortando la luz de un establecimiento. “Hoy no tengo para pagar, de hecho ni siquiera les puedo cancelar a los chicos. Tengo dos hoteles cerrados y los tengo a los empleados trabajando en un solo hotel para no correr a nadie”, expresó.

Afirmó que su actividad necesita previsibilidad. “No es que vos decís mañana abren los hoteles y pasado ya estoy trabajando. Ya sé que junio lo tengo perdido, entonces quiero que me garanticen julio por lo menos. Nosotros estamos abiertos, el problema es que no tenemos gente. La verdad que para mí es muy complicado y para todo nuestro sector”, afirmó Gastón.

El empresario comentó que el turismo interno “está buenísimo”, pero para el interior y no para los hoteleros de la capital. Aseguró que ningún turista viene del interior a la ciudad y que si vienen lo hacen por el día.

Gastón tiene más de 25 empleados y en su gran mayoría son de avanzada edad. Sabe que si hoy se quedan en la calle ninguno va a poder reinsertarse laboralmente. “Si yo dejo en la calle a alguno de ellos, hoy no consiguen nada, menos con la edad que tienen, aparte toda la vida hicieron hotelería, y hoy no hay trabajo en el sector. Estamos casi al 50% de los hoteles desde que empezó la pandemia”, expresó.

Un 2021 más débiles

Juan Chibán contó a este medioque de los locales gastronómicos que tiene el más perjudicado es el que tiene ubicado en la zona de la Balcarce. “Las restricciones de los horarios nocturnos nos liquidan”, dijo.

Para el empresario gastronómico la situación es más crítica, sobre todo en los bares o restaurantes que trabajan de noche. Son los que más complicados están.

“Hay una realidad que es clave y es que el 2021 nos agarra más débil que el año pasado. No hay ayuda del Gobierno para el pago de salarios, el Repro no llega a todos, estamos pagando créditos que tomamos el año pasado para subsistir, estamos en moratorias de AFIP, Rentas y estamos refinanciando los servicios públicos. Ya en mi negocio me cortaron la luz y el gas, la situación es muy compleja”, detalló el empresario.

Un relevamiento de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) muestra que en el rubro hotelero y gastronómico ya quebraron 11.800 establecimientos en todo el país y se perdieron más de 170 mil puestos de trabajo.

Aunque no hay datos sobre la provincia que se desprendan de ese relevamiento, Juan Chibán contó que de los 500 hoteles que hay en la provincia, el 25% está cerrado. El empresario aclaró la cifra y explicó que solo un 6% cerró sus puertas definitivamente y el resto lo hizo temporalmente.

Gestiones por ayuda

Miembros de la Cámara de Comercio de Salta mantuvieron un encuentro con funcionarios de la Provincia y de la Municipalidad de Salta. 
La propia intendenta Bettina Romero los escuchó y les dijo que los seguirá ayudando. En tanto, los dirigentes de la Cámara les hicieron una serie de pedidos a los funcionarios de Economía de la Provincia, entre ellos que le otorguen créditos. También dejó su petitorio al Gobierno provincial la Cámara Pyme.
Desde la Cámara de Comercio también solicitaron testeos y vacunas para los trabajadores.

Fuente: El Tribuno

Related posts

La ciudad de Salta forma parte de la ruta Argentina del Art Nouveau

Ignacio Castellanos

Salta presentará mañana el Anuario de Gestión Turismo 2020

Ignacio Castellanos

Para el Milagro, las reservas hoteleras rondan entre el 60 y 100% en la ciudad de Salta

Ignacio Castellanos