Caminos Andinos
Salta

Destacan en Salta el sistema de preventa turística que oxigenará a las pymes y da previsibilidad

El ministro de Turismo de Salta, Mario Peña, destacó hoy que el nuevo plan de preventa de viajes incorporado en la Ley de Sostenimiento y Reactivación de la actividad turística permite darle «oxígeno a las pymes» tras los efectos de la pandemia del coronavirus, mientras la cámara del sector resaltó que se trata de «una medida de previsibilidad» muy esperada.

En diálogo con Télam, Peña dijo que las expectativas por este plan que se reglamentó hoy a nivel nacional son «buenas», principalmente en la aplicación del previaje, y agregó que «estamos saliendo ahora fuertemente con una campaña de promoción y esta es una herramienta que nos permite de alguna forma empezar a vender el destino con un paraguas nacional».

«Creemos que esta posibilidad de aprovechar ahora, en octubre, para comprar enero y febrero y generar de alguna forma esa preventa, es importante para cada uno de los eslabones de la cadena turística», que otorga la posibilidad de «ingresar un poco de oxígeno a las pymes, para transitar estos momentos difíciles», añadió el ministro.

Además, destacó que se trata de «un beneficio realmente importante viéndolo del lado del turista, que pueda tomarse unas vacaciones en este verano, con la devolución del 50% del gasto total, y la posibilidad de pagarlo en 12 cuotas sin interés,».

«Es un programa donde se han destinado fondos importantes desde el gobierno nacional, incentivando el consumo, ya para arrancar con la temporada de verano a partir de enero», sostuvo el ministro salteño.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Turismo de Salta, Carlos Eckhardt, comentó a Télam que la ley nacional «es una medida de previsibilidad, demandada por el sector hace mucho tiempo, habida cuenta que esta actividad para ser sustentable necesita ser previsible».

«Hasta ahora no había ninguna medida que tenga previsibilidad para el sector, ya que el minuto a minuto muchas veces ha ido cambiando el escenario y mantiene las actividades cerradas y algunas de ellas en situaciones espasmódicas, se abren una o dos semanas, se vuelven a cerrar, y eso hace totalmente inviable la actividad», explicó.

Eckhardt apuntó que «las herramientas que propone la ley parecen positivas» y acotó que «no son las ideales, pero nada es ideal en este momento, ya a esta altura nada alcanza».

Asimismo, comentó que «la preventa es un estímulo de carácter económico, que va a ser importante en tanto y en cuanto se cumpla el otro requisito, porque se estimula la demanda y no se contiene la oferta», o sea que «el prestador de servicio queda en un compromiso de largo plazo, sin saber si llega para poder cumplir». (Télam)

Fuente: grupolaprovincia.com

Artículos Relacionados

El nuevo cepo, un golpe letal para el turismo

Ignacio Castellanos

Museo de Antropología de Salta

Ignacio Castellanos

Para los empresarios gastronómicos “la Balcarce ya está fundida”

Ignacio Castellanos