Caminos Andinos
Salta

Fin de semana de carnaval: el mayor repunte desde la pandemia

La capital volvió a tener movimiento, aunque el norte aún continúa relegado. Mientras, aún se espera aumentar las frecuencias de vuelos para poder continuar con la recuperación del sector.

Por Silvia Noviasky

La estimación de ocupación del 90% que hizo el Ministerio de Turismo de cara al fin de semana extralargo de carnaval no estuvo errada. Fueron los días más fructíferos desde que comenzó la pandemia. Aunque aseguran que falta mucho, como recuperar la conectividad de vuelos y trabajar para repuntar zonas que no llegan aún a ver rentabilidad: el norte.
“La demanda fue de la más importante que vamos teniendo en todo este tiempo de pandemia”, indicó Eduardo Kira, presidente de la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines De Salta. Lo mismo se advirtió desde la Cámara de Turismo de Salta.
El turismo regional llegó principalmente de Tucumán y Jujuy, mientras que, en menor proporción, desde el centro, llegaron de Buenos Aires y Córdoba. 
El inédito incremento comenzó a reacomodar el mapa turístico y se detectó un repunte en las regiones que anteriormente lideraban la demanda, como capital. La ciudad, antes de la pandemia, se llevaba el 60% de ocupación hotelera, pero luego de casi nueve meses de inactividad fue desplazada por los Valles Calchaquíes.

Volvió la capital

Si bien Carlos Eckhardt, titular de la Cámara de Turismo, sostuvo que el movimiento sigue focalizado en Cachi y Cafayate, destacó que “se está trabajando muy bien en la zona metropolitana, que incluye San Lorenzo y Vaqueros. Mejoró la ocupación de la ciudad y también en Coronel Moldes, Chicoana, Rosario de la Frontera y algo de la zona de la Puna”. Muchos de los que llegaron a la capital para pasar el fin de semana largo ya habían visitado la provincia en los últimos meses. “De los viajes cercanos, entre 100 y 400 kilómetros son los que vinieron de nuevo, pero ahora a Salta capital que era nuestra mayor preocupación”, aseguró Kira. “Abrieron hoteles que hace meses venían cerrados”, agregó.
Sin embargo, por su lado, Eckhardt aseveró que muchos hoteles siguen inactivos y se trabaja aún al 50 por ciento de la capacidad. “De los 212 hoteles existentes en capital, solamente 100 están en funcionamiento”, indicó.
Durante los días de carnaval los alojamientos fueron mixtos: hotelería y casas de familia.
 
La deuda con el norte

Dentro del dinamismo y reacomodamiento que mostró el fin de semana turístico, la zona norte, Orán, Tartagal, aún no logra ver un repunte. “Lamentablemente nos está faltando un punto neurálgico que resolver, el norte, donde hay muy buenos productos con ofertas extraordinarias. Es un tema para el que hay que trabajar fuertemente para colaborar con la región”, aseveró Eckhardt.
El representante de la Cámara indicó que por las lluvias, otras zonas también quedaron relegadas de disfrutar de los frutos turísticos del fin de semana largo. “Hoy (por ayer) se dieron dos situaciones, las estivales en todas las zonas de río, como el Parque Nacional Baritú, Naranjo, Naranjito. La oferta de avistaje de aves que no está pudiendo dar su servicio por las lluvias. Tampoco el departamento San Martín con las etnias”, precisó Eckhardt.

Solo se reactivó el 25% de los vuelos

A pesar del repunte del fin de semana largo, los vuelos siguen siendo el punto de pérdida para lograr la recuperación turística. De los más de 120 vuelos semanales que había, hay habilitados alrededor de 30. A casi un año de pandemia, solo se habilitaron el 25% de los vuelos y con precios que, en el mejor de los casos, se duplicaron.
 “Hasta que no solucionemos los vuelos no terminaremos de repuntar”, indicó Eduardo Kira, presidente de la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines de Salta. “Está complicado llegar a Salta. Si querés venir de Mendoza tenés que ir hasta Ezeiza, esperar tres horas y recién ahí tomar vuelo a Salta”, explicó.
El cierre del aeropuerto de El Palomar, donde operaban las aerolíneas de bajo costo, aseguran, es el mayor daño a la actividad, por la oportunidad que significaba para quienes tienen menor posibilidad de viajar. “Un millón de personas viajaron por primera vez”, recordó Kira, que a su vez graficó lo que representa el cierre de El Palomar: “Para todos los lugares turísticos es lapidario. Necesitamos la reapertura urgente”. La fácil conexión que ofrecía con Capital Federal mediante los trenes cercanos, es otro de los beneficios que se lamentan.
Carlos Eckhardt, de la Cámara de Turismo, entiende que el “gran desafío” será semana santa, abril y mayo, donde vuelve a bajar la demanda. Un gran desafío con pocas frecuencias y altos costos. “Cuando se amplía la demanda y se reduce la oferta, suben los costos. También hay poca oferta en lo terrestre. Por mucha promoción que hagamos, cuando dependemos de la conectividad, estamos limitados”,     cuestionó. 

Fuente: El Tribuno

Related posts

El Ballet Salta recoge el fruto de su siembra

Ignacio Castellanos

¿Pensando en vacaciones? Salta presenta su nueva promoción turística 3×2

Ignacio Castellanos

Presupuesto 2021: El Gobierno trabaja para el crecimiento turístico en Salta

Ignacio Castellanos